Masaje de velas

  • Precio: 35 €
  • Duración: 50 minutos

El masaje con velas es un masaje relajante de espalda, piernas, pies y cabeza como cualquier otro masaje relajante sólo que no se usa un aceite o crema como suele ser habitual si no que se usa la cera de una vela.

Dicho así asusta un poco, pero no es una vela cualquiera, es una vela para masajes hecha con cera de baja fusión, es decir, no hace falta una temperatura  elevada para que se derrita por lo tanto no se calentará tanto como para quemar.

Las velas que uso yo están hechas con cera de soja, que, como todos los productos que uso son 100% naturales y de primera calidad. Además lleva manteca de karité, aceites vegetales y aceites esenciales.

Cera de soja:

Se funde a partir de los 48 grados, al derretirse se transforma en un aceite con el que se puede dar un masaje, al estar caliente en el aceite da una sensación muy agradable y ayuda a relajar los músculos.

Manteca de Karité:

El karité es un árbol de la sabana africana de cuyo fruto se extrae una manteca vegetal rica en ácidos grasos  que se usa mucho también en cosmética. Nutre, suaviza, flexibiliza la piel y aporta vitamina E.

También tiene propiedades antiinflamatorias por lo que se usa para problemas musculares.   

Por encima de los 34 grados se derrite y se convierte en aceite.

Aceite de almendras dulces:

Uno de los mejores productos para la piel. Calma la irritación, aporta ácidos grasos y vitaminas.   Nutre y aporta tono y elasticidad a la piel.

Aceites esenciales:

Los aceites esenciales son moléculas olorosas que tienen las plantas aromáticas. Dependiendo del aceite que se use tendrá unas propiedades u otras. En este caso uso lavanda que es el aceite esencial relajante por excelencia.

Los beneficios del masaje de velas son los mismos que de cualquier masaje relajante pero es ideal para sorprender con un regalo original, diferente y único.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola